Hasta los últimos instantes del metraje cuentan

La correcta X-Men (2000) puso de moda la instrumentalización de los créditos de las películas. Fue una de las primeras en incluir, tras estos, una nueva escena que daba continuidad a la saga. Desde luego, sus secuales - X-Men 2 (2003) y X-Men: The Last Stand (2006)- también emplearon este recurso.

Pero los hombres de Xavier no fueron los únicos superhéroes, reciéntemente también lo observamos (y comentamos) en Iron Man (2008). Despúes se extendió a otros géneros, recogiendo el testigo la tercera entrega de Piratas del Caribe: En el fin del Mundo (2007). Para todo aquel que aún no haya podido disfrutar del final de la trilogía:

1 comentario:

Marcos Ortega dijo...

Me gustó la primera parte, la segunda me pareció demasiado flipada, pero me dije: será porque en la tercera se resuelve todo mejor y la tercera ya fue....
No me gustó nada. Y el final demasiado previsible, la vi demasiado comercial (mucho más que las otras dos partes, ya comerciales de por si). No digo que no me guste elcine comercial, digo que alguien como Jonny Deep no debería hacerlas