'El Padrino', 'The Godfather' o una obra maestra

Los críticos, el público, los rankings y las listas de mejores películas o personajes lo han dejado claro más de un millar de veces. El Padrino (1972) es la número uno de la historia, la mejor trama que ha sido trasladada a la pantalla, el celuloide mejor aprovechado. Viendo el panorame pensé que, como ya está todo dicho sobre esta película, mejor dejar el teclado y a otra cosa. Pero después reflexioné y quise intentar seducir a los personajes de la cinta con unas palabras que no se hubieran pronunciado sobre ella, aunque seguramente sea imposible.

Los elogios sobran para el metraje de Francis Ford Coppola. El cineasta pausa cuando debe, acentúa el dramatismo en su justa medida y utiliza la fábula moral de siempre pero con los personajes más crueles del séptimo arte. Es curioso ver como las grandes películas de gánsters encumbran a sus directores: Scarface (1983) de Brian de Palma, Erase una vez América (1984) de Sergio Leone, Uno de los nuestros (1990) o Casino (1995) de Martin Scorsese. Todas obras de arte, con la mafia como protagonista. Además, Los Soprano (1999-2007) también beben de la Familia que encumbró al intimidador, pausado y recurrente Marlon Brandom.

Por supuesto que la ferocidad del hampa tiene sus matices y para ello se alegó a un reparto excepcional. Los Corleone supieron interpretarse con un Al Pacino -Michael Corleone- recatado, que va soltándose a medida que discurren los fotogramas y termina por asentarse en el poder. Por su parte, James Caan -Sonny- es histriónico y terrorífico, pero lo compensa el maquiavélico Robert Duvall -Tom Hagem-. Este último, el Consillere, es uno de los papeles más sorprendentes de la película: representa a la fidelidad, la inteligencia y al más puro pensamiento empresarial -"Son negocios"-.

Pero El Padrino no acaba en las salas. Es un hito social y un referente cultural del siglo XX, que ha extendido sus alas a todas las disciplinas artísticas. No hay Dios que comprenda el mundo occidental sin una cabeza de caballo cortada y acompañando tus sueños. Coppola mezcló su correcto acadecismo con el clasicismo necesario, es una historia de golpes, de vida y muerte. Es puro cine. Yo decidí pensar igual: "Los italianos piensan que el mundo es tan duro que hace falta tener dos padres, por eso todos tienen un padrino."


2 comentarios:

key dijo...

estoy de acuerdo, las mejores de mafia son ésas y alguna de los años 30-40. pero luego añadiría donnie brasco no entre las 5 primeras de mafiosos pero en algún momento la 8 la 10 lo que sea.

Marcos Ortega dijo...

Debo reconocer, a un a miedo de ser expulsado del blog que nunca he visto ninguna de las películas. y no porque no me llamen la atención, si no porque nunca me he puesto... tendre que buscar un hueco...