El Oscar de Bardem

Javier Bardem dio la gran campanada española del 2008 ganando el Oscar a mejor Actor Secundario. Tras conseguir todos los premios y galardones posibles, el interprete español levantó la estatuilla en el Teatro Kodax de Hollywood, pronunciando una emotiva dedicación a todos los cómicos de 'camino y polvo' de la España de postguerra.

Los hermanos Cohen le dieron un rol perfecto, le otorgaron la posibilidad de interpretar al villano arquetípico. Impresionante desde la primera secuencia -cuando asesina a un conductor con una bomba de aire a presión-, seduce al espectador desde la irracionalidad del subconsciente. Representa la presencia constante de la maldad (impredicible), a la cual es muy difícil de eliminar y combatir.

2 comentarios:

Marcos Ortega dijo...

La verdad es que no la he visto y que re que debería verla. Cada vez má gente me la recomienda.
Volveré a comentarte cuando lo haga.

Moncho Veloso dijo...

¿Soy yo o dbería haber luchado por la estatuilla a mejor actor protagonista?

Peliculón: por fin un español con un inglés de sobresaliente.

Jau!