La sombra del murciélago se hace eterna

La mejor película de superhéroes de la historia. El caballero oscuro (2008) es un taquillazo porque lo merece, porque es una obra maestra del séptimo arte. Ni la avanzada Superman (1978), ni la grupal X-Men (2000) -o X-Men 2 (2003)-, ni tan siquiera la renovadora Batman (1989) de Tim Burton están cerca de igualar a la obra que ha creado Cristopher Nolan (y eso que no son 'pecata minuta').

El cineasta ha logrado un metraje intenso -que consigue la no desetimable tarea de no aburrir al espectador durante más de dos horas y media- y la mejor actuación que se va a recordar de Heath Ledger. Dejando de lado vaqueros homosexuales, el actor ha conseguido actualizar la figura del villano. Ha creado un personaje aterrador, atado a la locura por el mero hecho del disfrute, y que recuerda a su mayor inspirador Malcolm McDowell de La naranja Mecánica (1972).

"El Joker puede ser un anarquista aunque dice muchas verdades y el espectador no puede dejar de sentir curiosidad por quién es", acotaba Nolan. Eso asusta. ¿Qué le puede ocurrir a la sociedad de hoy en día para sentir empatía por tal individuo? Es en ese aterrador afecto donde encontramos la diferencia de este personaje con otros como Anton Chigurh de No es país para viejos (2007).

Pero la película no termina en el Joker. Él tan sólo es una pieza más de un thriller disfrazado con capa y antifaz. El caballero oscuro no emula a las otras cintas de superhéroes y se centra más en desarrollar la idea del caos. Así aborda el psicoterror terrorista -valga la redundancia- que embarga a los estadounidenses y explota todos los recursos a fondo, para crear un drama social basado en la continua pregunta de si lo justo está siempre del lado del bien.

Nolan recupera también la esencia de Heat (1995) y le rinde un claro homenaje. Ese banquero que se atreve a empuñar una escopeta al inicio de la película no es otro que William Fichtner, uno de los secundarios de la cinta de los 90 y que ahora podemos ver en series como Prision Break.

La auténtica clave se encuentra en la creación de una película coral, donde cada personaje se lleva su minuto de gloria, donde todas las notas -qué decir de la banda sonora, excepcional- se coordinan a la perfección para aclamar al héroe que Gotham necesita: al Guardian de la Noche.

Trailer definitivo de El caballero oscuro:


3 comentarios:

PABLO A. dijo...

Estoy de acuerdo en que la película es genial; pero conozco a unos cuantos que te dirían lo contrario. Criticaban el que les recordase a 007, por la tecnología fantástica, y a la Jungla de cristal, por la acción trepidante. En cualquier caso, qué más da todo eso, si al final, en conjunto, es redonda y mucho mejor que las anteriores. Una gozada, digan lo que digan. Un saludo, y muy bien escrita la crítica.

Lander dijo...

En mi opinion estamos ante una buena pelicula que peca de pretenciosa.

Con un metrajes excesivo la historia se alarga en los ultimos 20 min buscando esa grandeza que al final canta.

El Joker esta muy bien, pero tengamos en cuenta que es un personaje que es un caramelo para cualquier actor con calidad.

El personajes de Dos Caras, que no el de Harvey Dent, es un personaje mal usado, y esta desaprovechado precisamente porque solo se utiliza como hilo para poder alargar una pelicula en la que los personajes son Batman y Joker.

Creo que con Dark Knight hay mucho morbo y eso siempre es malo, tanto cuando se utiliza para atacar como para ensalzar. En este caso el morbo de la muerte de un joven actor que hace un buen papel a hecho que se pierda el norte a la hora de valorar esta pelicula.

Es una buena pelicula... pero de ahi a oba maestra hay mucha distancia...

nimrod dijo...

lo unico que extraño es la goticidad que logró Tim Burton, esta gotham se me antoja demasiado iluminada