En el cine, faltos de gol

Hacía tiempo que no disfrutaba de un partido tan anti-futbolístico, como el España-Italia de ayer. ¡Por fín, superamos cuartos! Pero, desde luego, esa no es la cuestión. Existe en el mundo cinematográfico europeo y latinoamericano una auténtica frustración, que tiene que ver con la incapacidad para hacer una película con el deporte rey como protagonista.

Se han hecho numerosos intentos, desde la propagandística -y auténtico bodrio- Real, la película (2005), que versa sobe el Real Madrid, hasta la entretenida ¡Goool! (2005) de Danny Cannon. Pero todas han fracasado, no han conseguido hacer fluir la emoción y el dramatismo que los apasionados del fútbol sienten en el campo.

La que más cerca estuvo fue Evasión o Victoria (1981) con Sylvester Stallone -ese jugador de rugby metido a portero-, Michael Caine y Pelé. Durante los minutos finales, esencia del deporte: la chilena del brasileño y el penalty parado por Stallone.


2 comentarios:

Marcos Ortega dijo...

El fútbol emociona a los seguidores de uno u otro equipo, es imposible que una película sore equipos inventados o sobre hechos pasados logre cautivar al público como lo hace un partido en directo. Sino prueba a ver un partido dos veces... es infumable.
Quizás s hicieran una película en la que España ganase algo...

Anónimo dijo...

Te has olvidado de citar al gran Osvaldo Ardiles haciendo filigranas durante toda la película...

Podemos!

Currele