Con un canto desesperado

La entrada de Antonio Banderas en Hollywood tomó forma definitiva con la película Desperado (1995) de Robert Rodríguez. En dicho film compartía cartel con Salma Hayek o Quentin Tarantino -quien ese mismo año lo dirigiría en Four Rooms-.

Aprovechando su aspecto latino, interpreta a un mariachi mexicano que busca venganza. Con la estética tradicional de Rodriguez, basada en la violencia y la acción, el actor malagueño también tuvo tiempo para interpretar uno de las bandas sonoras más recordadas en hispanoamérica.

1 comentario:

Marcos Ortega dijo...

Imagínate lo conocida que se ha hecho la canción que no he visto la película y me sé la letra...
También influye que mi hermno la cante siempre cuando va borracho...