Frases para la historia (I)

El cine es sueño y los sueños cine son. Así se resume la capacidad emotiva del séptimo arte. Los Lumière nunca imaginaron lo lejos que llegaría su idea; porque, aunque los personajes o situaciones sean inverosímiles y los diálogos infructuosos, el poder de la palabra y la imagen traspasan la pantalla.

Algunas escenas restarán para la historia:

Gladiator (2000), "Mi nombre es Máximo":




Braveheart (1995), "Hijos de Escocia":




Terminator 2 (1991), "Hasta la vista, baby"




American History X (1998), "Mi conclusión":




El Club de la lucha (1999), "Bienvenidos al Club de la lucha"

1 comentario:

Marcos Ortega dijo...

me quedo con la escena del club de a lucha, quizás las demás sean demasiado "memorables"